La Asociación Nacional de Productores de Energía Fotovoltaica de España (ANPIER) ha comenzado una campaña comunicacional con el objetivo de incentivar un modelo de transición energética mediante la construcción de parques fotovoltaicos medianos y pequeños. Desde la organización, aseguran que la creación de bases sustentables no genera impactos serios sobre el territorio, son más eficientes, crean una amplia cartera laboral y están al alcance de las iniciativas empresariales locales.

En la campaña, ANPIER hace mención a las 60 mil familias pioneras de la generación fotovoltaica en España y aseguran que el éxito hacia una transición ecológica es total. Asimismo, explicaron que los ciudadanos han demostrado que la gestión y organización para la instalación de suministros es un hecho, y ahora desean participar del mercado y no solo quedarse con el autoconsumo individual o en comunidad.

Por otra parte, la asociación explica que un modelo energético basado en parques gigantes no es la solución más eficiente, ya que el transporte de la energía tiene costos y pérdidas muy altos para las comunidades consumidoras, y un impacto desproporcionado en el territorio. De hecho, los parques más pequeños tienden a adaptarse mejor a los entornos naturales, frente a la nula necesidad de alta tensión.

Por este motivo, la agrupación sostiene que una de las claves importantes para el desarrollo y expansión de la energía está en el tamaño, y han adaptado un slogan significativo para expresar su posición: “Pensemos en grande: hagamos parques pequeños”.

Argentina vive una realidad diferente pero con muchos puntos de contacto: ¡adelante con la energía limpia para pymes, productores y familias!