Al igual que las antiguas civilizaciones egipcias y griegas, la utilización de los recursos naturales como fuente de energía, en especial la solar, se está convirtiendo en una práctica convencional de la actualidad. Según un análisis de la agencia WoodMac, que se encarga de realizar investigaciones energéticas globales, se estima que en los siguientes 20 años la energía solar extendería la participación de las renovables del 10% actual al 30% de la capacidad energética mundial.
Frente a la necesidad imperiosa de combatir el cambio climático a causa del calentamiento global, los países se han comprometido a cumplir ciertos objetivos climáticos y ambientales. Por este motivo, la energía solar toma una posición más que favorable para avanzar hacia un futuro sostenible y un medio ambiente más saludable, de recursos más baratos, eficientes y más fáciles de implementar para generar electricidad.

A pesar de la pandemia, 2020 se convirtió en el año de mayor cantidad de nuevas instalaciones solares. No sólo eso, sino que año tras año, frente a la gran demanda y las nuevas tecnologías, los costos siguen bajando de forma marcada. En en 16 estados de EE.UU., por ejemplo, la energía solar cuesta menos que todas las demás formas de suministro de energía. Los especialistas aseguran que para 2030 podría ser la fuente de menor costo para todos los estadounidenses.
Para quienes no deseen tomar riesgos de inversión, la mejor alternativa es a través de un fondo cotizado (Exchange Traded Fund o ETF). Se trata de fondos que cotizan y operan a través de una bolsa de valores, al igual que una acción tradicional. Estos ETF tienen un objetivo principal determinado y en su mayoría intentan replicar un índice bursátil en particular.

Sus costos son mínimos, transparentes, con mucha liquidez y permiten que cualquier persona pueda hacerlo desde su casa. Entre las ETF más destacadas se encuentran iShares Global Clean Energy ETF (invierte más del 45% de su cartera en compañías de energías renovables), Enphase Energy, Inc. (ENPH) con el 5,39% de la cartera, Xinyi Solar Holdings Limited (XNYIF) con el 4,36%, EDP Renováveis (EDRVF) con el 3,80% o First Solar, Inc. (FSLR) con un 3,75%.

Además de ser una buena inversión para un hogar y una industria, las energías limpias también se posicionan como una activo financiero a tener en cuenta.